Turismo

Para soñar con una escapada: Las diez playas más desérticas del mundo.

Xpu-Há, Riviera Maya, México. Por: Norberto Bermúdez | Xpuha
Matemwe, Zanzíbar, Tanzania

Matemwe, Zanzíbar, Tanzania

Por: Sebastian Kopf en Pixabay / Matemwe, Zanzíbar, Tanzania

Algo de sombra, un trago, el sonido del mar y horas de relax absoluto. La playa puede ser un plan perfecto, siempre que no haya gente alrededor. Entre lo más remoto de África, la Europa clásica, el Caribe inexplorado y Oriente hay rincones dónde descansar puede ser un plan muy en serio para este verano.

Matemwe, Zanzíbar, Tanzania

Está al nordeste de la isla y por estar tan cerca de la costa africana se convirtió en una zona ideal para bucear entre corales y navegar en dhow, la embarcación a vela típica de la costa suajili.

Isla de Cobrador, Romblon, Filipinas

El archipiélago esconde paisajes increíbles como esta isla también llamada Naguso, que está a unos kilómetros del centro de Romblon. Se llega en bangka, el barco tradicional filipino, después de navegar durante media hora. Palmeras, estrellas de mar y tortugas… Nada de restaurantes, sino que algún sari sari, las típicas tiendas en las que se venden bebidas y comida al paso.

La piedra erosionada en la isla de Milo, Grecia.
La piedra erosionada en la isla de Milo, Grecia.Por: ΣΤΑΥΡΟΣ ΠΑΝΤΕΡΗΣ en Pixabay | Milo Grecia

Sarakiniko, Isla de Milo, Grecia

Está en la costa norte de la isla, en el archipiélago de las Cícladas, en pleno mar Egeo. Se la conoce por la roca volcánica erosionada por el viento y el agua. Su célebre apodo es playa lunar. Está cerca de Naxos, Paros, Mikonos y Santorini. Tiene bellísimos acantilados y maravillosas iglesias de cúpulas azules.

Del Risco, Lanzarote, Canarias

En el risco de Famara, es una de las playas menos visitadas de la zona. Todo se debe a su difícil acceso. Para llegar hay que tomarun barco desde Órzola o La Graciosa o caminar desde Yé por el Camino de los Gracioseros, una ruta zigzagueante de 45 minutos. Es un paraíso de 500 metros de largo con aguas color turquesa y arena ocre… Además del risco.

Tanjung Aan, Lombok, Indonesia

Junto a Selong Belanak, es una bahía de más de un kilómetro de longitud repleta de palmeras, arena en polvo y agua transparente. Está a 5 km al este de Kuta y se llega en moto. A cada paso hay un warung, que es un puesto de comida local con jugos de frutas tropicales. Además, al oeste se puede ver una montaña que es ideal para escalar al atardecer.

Goa, India, una de las más bonitas.
Goa, India, una de las más bonitas.Por: lonelyB7 en Pixabay | Goa, India

Palolem, Goa, India

Sobre la calidez del mar de Arabia y en la costa oeste del estado se encuentra esta playa imperdible. Mide 1,6 km y está delimitada en ambos extremos por dos grandes rocas. Los pescadores suelen ser quienes ofrecen alimentos a los visitantesY está asolo 12 kilómetros del Cotigao Wildlife Sanctuary, hábitat natural de monos y tigres de Bengala.

Arenilla, Tayrona, Colombia

Está en el Parque Nacional Natural del mismo nombre, que está próximo a Santa Marta, en el norte de Colombia y es una reserva de 15.000 hectáreas de las cuales 3.000 son marinas. Hay senderos bien delimitados y sectores con mares más peligrosos que otros. Muy cerca están Arrecifes y La Picina.

Xpu-Há, Riviera Maya, México. Por: Norberto Bermúdez

Xpu-Há, Riviera Maya, México

Ubicada a 25 km de playa del Carmen, en una ensenada de aguasturquesas y muy tranquilas.La arena es blanca y la opción de bucear está siempre a mano. ¿Un plus? El desove de las tortugas. Cuenta con oferta gastronómica y algún resort, entre sectores más desolados que otros.

 

Córcega y sus arenas blancas.
Córcega y sus arenas blancas.Por: PatrickSABATIER-VESCOVALI en Pixabay | Córcega

Saleccia, Córcega, Francia

Es una de las más inaccesibles de la isla. Son 1,5 kilómetro de arena dorada entre pinos. Se llega en barco desde San Florent, atravesando el desierto de Agriates en camioneta o a pie desde Casta. No cuenta con muchos servicios, pero sí hay dónde acampar o comer algo en algún bar.

Blanca, Cahuita, Costa Rica

Sobre el tranquilo pueblo de la costa caribeña se localiza esta playa de arena negra y blanca con olas tranquilas. Cocos, aguas cristalinas, mucha fauna y la opción de hacer snorkel en las zonas marinas protegidas.

Fuente: TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *